La Estación Aérea VegaOne

la verdadera y dramática historia

El VegaOne ha regresado al aire. 

 

Fue ese avión de juguete que mis padres me regalaron [lo que lo hizo].  Era lo suficientemente grande para yo caber en él como en un avión de los grandes;  mi propio avión.

 

La emoción del maravilloso-super mecánico aparato era inmensa.  Un cierto aire de reverencia por los pilotos:  una necesidad.  El 'astronauta' con los muchos relojes e interruptores que manipular siempre fue un héroe para mí.  A los dieciseis años y aprendiendo los 'relojes e interruptores' comenzé las clases de aviación, luego de clases, con el Prof. Joseph Eberhart en el Colegio San José en Rio Piedras.

Pero no fue hasta después de la universidad que pude costear algunas clases de vuelo en un 'pájaro' de verdad.  El año era 1992.  Ese año acumulé 28 horas de vuelo en un Cessna 150;  una máquina maravillosa de dos asientos y un motor.  Volé 'solo' en Marzo 19, 1992 luego de solo 12 horas en el aire.  Entre 1993 y 2002 estuve retirado de la aviación.

En el 2002 el VegaOne vino a la vida.  Fue una idea que se convirtió en una realidad luego de múltiples llamadas telefónicas y negociaciones.  Hecho en Kansas y luciendo bien como un águila, el nuevo Cessna 172 con los últimos 'relojes e interruptores' voló en Noviembre hacia San Juan, su nuevo hogar.

Hoy en día el VegaOne ( ilustrado abajo) posa y espera a su amo con gallardía por la pista en espera de cielos más claros.

   

 

   
Y ahora que?  probablemente el VegaOne Sumergible  
   

  

 

 

 

 

 
 
 

  

  Back / Atrás